Caja de ingletes

La caja de ingletes es la opción más económica para realizar cortes rectos de 90º o en ángulo de 45º (inglete). Este tipo de cortes son indispensables en la fabricación de marcos y molduras

Tipos de cortes que se pueden realizar utilizando la ingletadora

Esta herramienta dispone de unas ranuras que sirven de guía de corte, cuando se desliza por ellas un serrucho de costilla. Las cajas de ingletes pueden ser de madera, plástico o metal.

Una firme sujeción de la caja durante su uso facilitará un corte preciso y evitará percances desagradables. Para ello, se puede fijar el borde saliente de su fondo al banco de trabajo con la ayuda de un tornillo.

Para realizar el corte se coloca en la caja la pieza elegida. Esta se sujeta a la misma con unos sargentos y se comienza a cortar con varias pasadas ligeras hacia atrás, para establecer la marca inicial. A continuación, se termina de serrar la pieza.

 Fijación del listón

El corte en inglete, es una forma de llamar a un corte realizado en ángulo de 45º. En restauración o en decoración es muy usado sobre todo en los enmarcados para la unión de las cañas en las esquinas, pero su uso no solo queda ahí, por supuesto en cualquier unión que se necesite angular podría usarse, como puede ser unos rodapiés en el suelo o incluso yo suelo hacerlo en los montajes de canaletas eléctricas en lugar de ángulos de unión (con ingletes bien hechos queda mucho más estético).

 Muestra de un corte a inglete