Las poleas que utilizamos en nuestros proyectos  las fabricamos con contrachapado de 7 o 10 mm y con el taladro, al cual le acoplamos una sierra de corona circular del diámetro que se necesite.
y finalmente con la ayuda de una lima redonda, realizaremos una hendidura en el canto, obteniendo la acanaladura por donde pasará la goma.