El compás es un instrumento formado por dos brazos articulados, uno acabado en una punta metálica y el otro provisto de una mina o adaptado para rotuladores o estilógrafos. Se emplea para trazar circunferencias o arcos y para transportar segmentos (llevar distancias iguales de un lugar del dibujo a otro).

USO DEL COMPÁS

  • Se sujeta únicamente con los dedos índice y pulgar.
  • La punta metálica y la mina deben estar siempre a la misma altura para facilitar el trazado.
  • Se abre el compás a la medida del trazado que se quiere hacer (si es una circunferencia o un arco, esa medida sera la medida del radio). Se sitúa la punta en el centro de la curva que se desea trazar y se gira el compás con soltura y suavidad para dibujar el arco con la mina.